Cuestión del ser humano

Parece que siempre estaremos incompletos, pero no, de repente aparece la persona que hace que todo valga cero y todo valga un millón a la vez.

Cuestión del ser humano es sentir que siempre falta algo, que se puede tener y conseguir más.
Cuestión del ser humano es fallar y perder las ganas de luchar.

Así, en el inconformismo humano el rico quiere más dinero, porque por mucho que tiene no se cansa, al contrario, aparecen la avaricia y el miedo, porque es tan rico que es pobre, y sin monedas, no tiene ideas.

Y en la otra cara del cassette, el pobre está lleno de ilusiones, de fuerza, coraje e ideas.
Y su sueño es tener dinero, porque sabe que con ello, no tendrá freno.

Igual ocurre en las relaciones, que por tanto dejar al amor se convierte en cariño, y ahí, el casado quiere amantes por volver a sentir la pasión, que con su pareja ha infravalorado.

Y en la otra cara del cassette, está el amante cansado de tanta pasión sin sentimientos, y lo único que quiere, es enamorarse y ser correspondido, o no, pero al menos saber que lo ha sentido.

Siendo así el ser humano, parece que siempre estaremos incompletos, pero no, de repente aparece la persona que hace que todo valga cero y todo valga un millón a la vez, y que el tiempo se pare, la sociedad se difumine, y sólo importen tres cosas, Tú, Él, Vosotros.

Y ahí, lo tienes todo.

El chico del fondo de la barra, que observa, escribe y calla. Siempre será mejor ser de libros que de mandos de televisión.
Utilizamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.