La paz sea contigo

Por fin te has decidido a enterrar el hacha de guerra.

Por fin te has decidido a enterrar el hacha de guerra. Te veo llegar a lo lejos agitando una bandera blanca en son de paz. Quieres terminar con la masacre sentimental y psicológica de los últimos tiempos. Deseas firmar una tregua indefinida, ahora quieres que quedemos en tablas.

Lo siento, hubiera sido más correcto enterrar el hacha de guerra hace tiempo. Cuando las madrugabas susurraban las dos sílabas de tu nombre, cuando cargaba con tu tilde a la espalda y no podía dormir. Esas horas muertas en las que no podía pensar en nada más, buscando explicaciones a hechos sin sentido. Eras el tiempo perdido que no supe invertir.

De verdad, hubiera sido más correcto agitar esa bandera blanca hace tiempo. Cuando esperaba con los ojos fijos en el mar a que todo terminase. Mientras apoyada en la popa de aquel barco, me imaginaba el sonido de las olas si hubieras estado a mi lado. Esos días que por fuera presumía de valentía y entereza, cuando por dentro se caían a pedazos todos los buenos deseos depositaste un día en mí.

En serio, hubiera sido más correcto terminar con la masacre hace tiempo. Cuando esperaba un gesto de amistad que jamás llegaría. Esas ocasiones en las que te convertiste en muro cuando lo que mi cuerpo necesitaba era un colchón. Sin importar la hora o el día, siendo protagonista de la nula calidez que se inspiran dos completos extraños.

Te aseguro que hubiera sido más correcto firmar la tregua hace un tiempo. Cuando todavía quedaban luchas internas destrozándome. Pensando que las mitades se habían roto, sin darme cuenta de que mi parte siempre había permanecido entera. El cambio de ciclo se produjo cuando menos lo esperaba, cuando di todo por perdido.

No es cuestión de rencor, sabes que te profeso un amor infinito, aunque por suerte se apaga poco a poco. Si necesitas sentirte mejor contigo mismo te entiendo, he pasado por lo mismo que tú. Es lógico que ahora lo veas todo mucho más claro, aunque no entiendo que te pudo cegar entonces.

Lo siento, no es que sea tarde, es que aquí hace ya un tiempo que terminó la guerra.

Psicologa, Social Media, blogger e intensita de profesión. Mi primer amor fue Lorca y pequeña quería ser piloto de avioneta. Coleccionista de setlist y amantes. Celebro una boda en cada primavera peros siempre estoy soltera. Mi sueño, Groenlandia y la Costa Brava. Stalker de nacimiento, eso ya lo sabes.
Utilizamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.