La vida no es como esperamos

Vuelve a equivocarte, a derrumbarte y a levantarte.

En ocasiones crees no poder aguantar más, todo a tu alrededor se derrumba y no lo puedes soportar. Pierdes las ganas de ser feliz, de seguir adelante, de vivir...

Pero no importa, la vida es difícil pero no imposible; encontrarás demasiadas piedras en el camino, en ocasiones tan grandes como castillos. A veces las pasas y otras no. A veces lo soportarás y otras no. 

Pero aún así, no importa, arriésgate, equivocate, llora, derrumbate durante días e incluso meses, pero vuelve a levantarte, y vuelve a equivocarte, a derrumbarte y a levantarte, eso si que es difícil. Y si lo consigues entonces habrás afrontado la vida con éxito.

La vida trata de eso, no siempre puedes estar arriba, es cierto, pero si puedes elegir intentar llegar. Puede que una vez que llegues a la cima caigas, y la caída será más dura que si te hubieses quedado por el camino pero valdrá la pena, cada segundo de ese sufrimiento la valdrá porque en tu interior te recordarás que al menos lo intentaste y que incluso lo conseguiste por un momento.

Los que dicen que la vida es bonita, se equivocan, la vida es amarga, dura, a veces insoportable y frágil, pero todos esos momentos de sufrimiento y desolación , hacen que los ratitos de felicidad pura valgan más.

Aprecia esos momentos pues no llegan muy a menudo, guárdatelos en un lugar de tu humilde corazón y cuando ya no puedas más recuerda que después de la tormenta siempre llega la calma, y que después del sufrimiento llegará el momento de felicidad que tanto esperas y añoras.

Te darás cuenta de que el sufrimiento y la felicidad van cogidos de la mano, el uno no existiría sin el otro.

Y que de eso trata la vida, de apreciar cada momento ya sea bueno o malo, pues todos son parte de este proceso.

La vida continúa, tú decides si estancarte o cogerla de la mano y seguir con ella.

[Colaboración: Julia Soler]

Utilizamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.