Nada es imposible

No importa como de difícil parezca hacer algo, debes hacerlo.

Cuando pensamos en lo que es posible y lo que no, muchas veces nos escondemos detrás de nuestra capacidad física para no realizar cualquier cosa, por ejemplo, si queremos practicar cualquier deporte a nivel profesional, entonces nos creemos que debemos medir al menos dos metros o nunca podremos lograrlo. En todo momento creemos que necesitamos tener una capacidad física superior para poder hacer algo. Y esto es totalmente incorrecto. 

¿Qué pasa cuando desde tu primer día en este mundo, las cosas no están a tu favor? Entonces, no tienes otra opción más que poner tu mayor esfuerzo en cada una de las cosas que realizas día a día —y eso sin duda alguna te convierte en alguien especial—.

Vivir con alguien especial durante muchos años de tu vida —y sobre todo desde tu infancia—, es una verdadera bendición porque se convierte automáticamente en ejemplo de trabajo, esfuerzo y dedicación. A veces es tan fácil decir que no se puede a cosas tan sencillas, que ni siquiera lo intentamos. Y es por esta razón que los logros alcanzados no son para menos, haber terminado una carrera profesional, tener un trabajo, pero sobre todo el camino que tuviste que andar para llegar a ello y lograrlo, son la mayor enseñanza que pudiste dejar a todas y cada una de las personas que convivieron contigo.

No importa como de difícil parezca hacer algo, debes hacerlo.

Cuando para realizar cualquier actividad necesitas ayuda, lo más fácil sería darse por vencido, pero no, esoger la opción de realizarlo cueste lo que cueste es una fuente de motivación para cualquiera, gracias por enseñarnos que a veces las cosas más simples, son las más difíciles.

Si crees en ello, lo puedes hacer.

Creer en algo antes de lograrlo es la razón principal para llegar a dicho objetivo, está claro que todo lo que hiciste mientras estabas aquí partía de esa convicción tuya de que sí, que podías hacerlo. Y es por ello que lo lograste. Y te agradezco que me permitieses estar ahí, a tu lado, enseñandome que puedes realizar todo aquello que crees y que nada es imposible.

Ahora que ya no estas con nosotros, tratare de no olvidarlo nunca. Gracias por hacerme ser la persona que soy hoy y por todo lo que me enseñaste sobre la vida.

Tu hermano.

Creo firmemente en que el mundo podría mejorar y que cada día es una oportunidad para cambiar. Cada día que pasa entiendo que debo ser mejor.
Utilizamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.