No te quedes con las ganas

Decía James Dean: “sueña como si fueras a vivir para siempre y vive como si fueras a morir hoy.”

Decía James Dean: “sueña como si fueras a vivir para siempre y vive como si fueras a morir hoy.” Si te apetece hacer algo y nada te lo impide ¿por qué no lo haces? Deja a un lado los pero, los y si..., los qué pensarán...

Súbete a un lugar alto y grítale al mundo, hasta quedarte sin voz, todo lo que has callado durante tanto tiempo. Cómprate un helado y cómelo por la calle en pleno invierno. Bésale. Olvida el paraguas por un día y deja que la lluvia te aclare las ideas sin preocuparte por tu pelo. Dile que es un cabrón. Que lo quieres. Ponte ese vestido atrevido, o ese chándal tan cómodo. Si algo te molesta, dilo; si no te gusta, admítelo. Pon música a todo volumen y canta, baila, salta sobre la cama o simplemente llora si eso es lo que te apetece. Levántate pronto para ver amanecer. Prepárate un té, elige un buen libro de tu estantería y olvídate del resto del universo Dile a tus amigos lo mucho que los aprecias. Regálale algo a alguien sin motivo. Hazte ese corte de pelo que tanto te apetece, ¿y qué si te queda mal? ¿a caso no vuelve a crecer? No pospongas tus planes. Acomódate en los silencios incómodos; no hables si no quieres pero tampoco te calles para fingir ser quien no eres. Olvida tus miedos. Persigue tus sueños.

Y, sobre todo, no te quedes con las ganas.

No te quedes con las ganas | The Idealist

Utilizamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.